martes, 14 de agosto de 2007

Elvis Presley ha muerto


¿Elvis Presley, Rey del Rock? En la historia de la humanidad el rey lo era en vida y ante su muerte el heredero tomaba su lugar. No sucedió así con el una vez camionero de Memphis, quien ante su muerte extendió su título –de manera injusta-. Porque fueron las circunstancias de la época cincuentera y de post-guerra que permitieron a un don nadie apropiarse de lo que otros ya habían comenzado, pero que su color de piel les impedía sobresalir en un país groseramente discriminatorio.

La maquinaria mediática se ha encargado de encumbrar la imagen de Elvis Presley más allá de algunos indudables merecimientos. El motivo de ello es, como siempre, las carretadas de dinero que todavía sigue produciendo el muerto. Aspecto este último que no dejará de ser productivo hasta dentro de unos diez o quince años más; cuestión de una natural desaparición física de una generación que auténticamente fue contemporánea del cantante.

En todo caso para lo que sirve el ejemplo Elvis es para mostrar el caminito de cómo crear mitos y repetirlos sin consideración –y aquí es necesario incluir a Lennon, Morrison, Cobain y muertos anexos que se quieran incluir-. Quien se sienta a gusto con ello no puede llevarse a sorpresas cuando el erudito musical tan sólo otorgue a Elvis Presley una interesante voz que se perdió entre canciones bobas y extremadamente cursis. Pero habrá también aquel que, sin despedirse de la mitomanía, ya hace tiempo que tiene entre su discografía a un rey muerto para la historia musical -con su lugar en la misma- sin dejar de reconocer que ya es el tiempo de otros. El Rey no murió hace treinta años, dejó de existir para la música de rock en los primeros años de una década sesentera que el mismo Elvis Presley no supo comprender.

¿Elvis Presley, Rey del Rock? Por supuesto que no, diremos algunos que no lo vemos de esa manera. Y por supuesto que sí, replicarán los dueños de la industria mediática -hasta que les llegue un muerto más rentable-.

5 comentarios:

david83 dijo...

Como que no es el Rey del rock!!! Elvis esta vivo!!! eternamente dormido! jajaja

saludos

Eduardo Rentería dijo...

Te tengo otra sorpresa: también el rock ha muerto...

Míster Chesnutt dijo...

Me temo que no estoy de acuerdo. ¿Canciones cúrsis en los 60? Yó no llamaría así a las canciones de "Elvis is back", pero bueno. De todas formas, díces que los 60's fué una década que no súpo comprender (en parte lo acepto) pero éra el favoríto de "The Beatles"... y miembros de "Led Zeppelin" o el mísmo Springteen se colaron en su casa...
Repasa su famoso DVD del 68, y verás cómo parece que se grabó anteayer. O díscos de los 60 o 70 como "From Elvis y Memphis" o "Aloha from Hawai".
Es cierto que hízo muchas mediocridades, pero si no fuera el mejor , no hubiera destacado aún así. ¡Larga vída al rey!

Eduardo Rentería dijo...

Gracias por tu comentario mister chesnutt.

En principio me parece que tu desacuerdo tiene su razón de ser. Por supuesto que no dejo de anticipar que el post tiene el atentado contra una figura mediática indiscutible. El ejemplo histórico que usas -The Beatles, Led Zeppelin, Bruce Springsteen- habría que ubicarlo en su justa dimensión; Elvis Presley tenía y tiene un poder real dentro de la estructura de la industria disquera. Me explico de la siguiente manera; si alguien tiene una notable habilidad para escribir cuentos -por ejemplo- y quiere ser publicado dentro de un determinado círculo de escritores sería muy poco "astuto" de su parte criticar a sus posibles mentores. En el caso de tu ejemplo más allá de su real y auténtica admiración por Elvis. The Beatles, sólo para intentar profundizar en mi punto, seguían una inteligente estrategia de relaciones públicas de su manager Brian Epstein y la edad de los cuatro apenas era mayor de 20 años -sin caer en ningún momento en el menosprecio de su juventud- . Quizá algunas de las "mediocridades" a las que no haces mención pudiera ser el hecho de que años después Elvis estaba en favor de que John Lennon fuera expulsado de Estados Unidos.
Minucias, sin duda, pero que debieran llevarnos a la reflexión.
Por otro lado si la gran mayoría de fans del rock and roll aceptan sin cuestionamiento, no al Elvis que tiene su lugar con todo mérito dentro de la música popular, sino a ese Elvis Presley que muy someramente intento describir, entonces me parece que hay una pequeña confusión entre la obra y el personaje.
La obra tiene, sí, altibajos. Pero es única e irrepetible, me parece. En cuanto al personaje, éste recibe el beneficio de un movimiento musical que es el esfuerzo y aporte de muchos otros y que casi inmediatamente después del primer boom -final de los 50 y principio de los 60- entra en declive; servicio militar, películas para el olvido, tan sólo por mencionar lo público; ni para que mencionar lo privado.

Míster Chesnutt dijo...

Gracias por los cumplidos que dejaste en mi blog y por tu comentario tan respetuoso. Desde luego con gente así da gusto intercambiar puntos de vista.

Tienes razón, a Elvis en ciertos aspectos desde que Priscila se larga en el 73 está claro que pierde los papeles, pero también en éste periodo hay cosas que me fascinan, como por ejemplo un tío con el corazón roto que sabedor de que todo el mundo conoce su vída personal, es capaz de grabar díscos y cantar en directo temas tan alusívos a su vida íntima como "Separate ways", "Always in my mind", "You gave me a mountain", "Hurt"... pocos típos se han desnudado así en un escenario.
No sé, creo que en parte es por sus miserias que recíbe el culto posterior a su muerte, por ésa visión conmovedora del "héroe herido" que intenta sobreponerse a las adversidades y a sus propias limitaciones... y que perece en el intento.
Cordiales saludos